Editoriales en FotoRevista

 

El miedo I y II

Volver a Editoriales en FotoRevista Hoy la sociedad es un juego donde unos se anotan para competir, otros para comercializar, otros para liderar y muchos millones somos simples espectadores. Algunos no tienen idea que aquí se está jugando el juego más riesgoso de la humanidad, que es la supervivencia como tal y solo miran hasta donde les llega la mirada, que a veces solo es hasta la punta de la nariz.   

El miedo I

Hoy la sociedad es un juego donde unos se anotan para competir, otros para comercializar, otros para liderar y muchos millones somos simples espectadores. Algunos no tienen idea que aquí se está jugando el juego más riesgoso de la humanidad, que es la supervivencia como tal y solo miran hasta donde les llega la mirada, que a veces solo es hasta la punta de la nariz.

En éste juego no se usan grandes tableros informativos sino que los resultados son simples ecos o pasa palabra, las mismas no son muy alentadoras, vienen deformadas o nos llegan como susurros.
Lo que ellos quieren que escuchemos (y obremos en consecuencia), diríamos que ya está arreglado o pactado entre los jugadores, para ellos es solo esto “un juego entre amigos”… y cuentan para ello con voceros rentados, no sabemos si bien pagos o si son simplemente bufones…

En todo juego de alto riesgo la adrenalina sube tanto para los competidores como para los espectadores, la misma puede producir en el competidor la alucinación de que va a ser el único ganador (entre unos cientos), pero en los espectadores hay sentimientos contrariados de asombro, decepción, incertidumbre, algarabía y uno que ya está manifestándose abiertamente y es el miedo.

Cuando se instala el miedo solo queremos retirarnos sin ser advertidos (esto no es para nosotros -decimos-), lo que no asimilamos es que no somos nosotros los que decidimos retirarnos por voluntad propia, sino que son ellos los que deciden retirarnos metiéndonos e insertándonos miedos para ir despejando el camino para sus elegidos.

No vociferamos “tengo miedo”, sino que en el temor lo disfrazamos por “tengo incertidumbre…” “está todo bien…” “ya pasará” ó “a nosotros no nos afecta”, sin ver que estamos en caída libre al centro del miedo, que tan bien nos saben inyectar y transfundir.

“Estamos en el purgatorio, las puertas del infierno, camino al cielo, golpeando las puertas de San Pedro, o invocando a los Dioses”, realmente creo que el miedo no nos dejó ni nos dejará ver/sentir donde estamos, cerramos los ojos, embriagamos nuestras mentes, rifamos nuestro futuro porque total estamos en “éste juego” de sobrevivir a las decisiones de este puñado de jugadores.

¿El miedo a este juego de inescrupulosos (que no son muchos) que ya pronostican más de 50 millones de desocupados, arruinados, puede más que los millones que pronostican o dicen éstas cifras porque así lo tienen pactado y elaborado desde hace… y a cuantos más nos van a sumar? ¿estaremos yo, tu, él, nosotros, vosotros? …ellos seguro que NO.

Políticos, economistas, periodistas, empresarios, medios, ¿entendidos?, todos dicen algo así, …una de las fortunas más grandes de tal político, …el caso de corrupción más grande…, las fábricas cierran…, …suspensiones…, cierre de fronteras…, sube la desocupación…, …las bolsas del mundo caen…, …zona de guerra…, …los carteles hacen calle…,…salío libre por falta de méritos el estafador más buscado...,…fuera los indocumentados..., … baja el consumo…, recesión…, …salvataje a bancos…, el hambre es un crimen (busquemos a los criminales)…, … al monopolio fulano el gobierno le inyecto tantos… papeles…, …genocidio sí genocidio no…, …mi Dios vale el tuyo no…, …el estado auxilio a la multinacional tal…,…fuera a los que invitamos, ya no los necesitamos…, … tenemos alternativas homeopáticas ..., …y así nos enquistan el miedo cerval.

El miedo nos lleva al fracaso, a la frustración, a la desvalorización, a la esclavitud, al sometimiento, a la violación, a la resignación. Este estado de indefensión nos lleva a querer verlo de afuera, pero lo vivimos desde adentro con todas sus consecuencias.

Lo que no tenemos que dejar de mirar, analizar, comprender, y aceptar que solo es el “juego de unos pocos” y que para esos pocos, sin espectadores no hay espectáculo.

Está en nosotros no dejar que los miedos nos infecten y sublevarnos contra ellos.
Si no vencemos los miedos… estamos perdidos.

Editorial publicada en www.fotorevista.com.ar el día 29/01/2009

 

El miedo II

Esta editorial hubiera querido que sea para vos, trabajador, que el 1º de Mayo puedas decir hoy es mi día, tu día, pero no puedo.

Porqué no puedo…

Porque hoy todos estamos amenazados por los que no tienen rostro o lo tienen de piedra, por los vampiros del poder, porque hoy están jugando al poker con nuestras vidas, destinos, futuro, porque son unos dealers y creen ser amos del destino, tanto física como psíquicamente. (dan miedo…)

Porque hoy ya ni siquiera se sonrojan ante las mentiras que nos dicen, no conocen ética, no conocen moral, no nos reconocen como seres humanos, son monstruos… (dan miedo…)

Porque solo especulan con los trabajadores, con sus finanzas barajan y dan de nuevo si no les conviene… (dan miedo…)

Porque parece que la gripe porcina mundial eliminó al dengue local, así como éste nos curó mágicamente del mal de chagas, de la mortalidad infantil, de la desnutrición, la drogadicción, etc. etc…. así me llegan las noticias de los medios minuto a minuto de los cuales estamos muy bien informados sobre meteorología /deportes … del silencio de los políticos… (las malas noticias silenciadas son más peligrosas que las crueles realidades)

Porque gracias a la crisis económica mundial parece que acá no hay suspensiones ni despidos como en otros países… (las malas noticias silenciadas son más peligrosas que las crueles realidades…)

Porque nuestros políticos están trabajando para un país y sociedad mejor… (las malas noticias silenciadas son más peligrosas que las crueles realidades…)

Porque digan lo que digan seguimos creciendo… (las malas noticias silenciadas son más peligrosas que las crueles realidades…)

Hoy no somos, solo ocupamos un espacio físico, hoy no somos… solo servimos por el tiempo que ellos quieran, hoy sentimos y estamos ante un ataque sistemático contra nuestra dignidad, vida y desarrollo, un ataque virulento hecho desde los políticos hacia nuestra credulidad, nos atacan con sus avaricias y maquiavélicas maniobras de distracción.

Hoy estamos adormecidos, como personas, como ciudadanía, como pueblo… hoy el sueño ya se está convirtiendo en pesadilla y en ella somos partícipes necesarios, no es que dicha pesadilla pertenezca a otro, es nuestra y nuestra también es la responsabilidad de despertar, despertar no es sólo ir a lidiar por las calles con pancartas, gritos y cánticos, también es saber (y concientizarnos) que integramos una sociedad, saber que, aún con distintas ideologías o pensamientos, todos somos iguales.

Por eso este 1º de Mayo tiene que ser de reflexión para que el próximo podemos decir FELIZ DIA, ¡¡nos devolvieron la dignidad!!.

Esta editorial se publico en www.fotorevista.com.ar el día 28/04/2009

  Vista 1115 veces.