Editoriales en FotoRevista

 

El Congreso

Volver a Editoriales en FotoRevista Que paz se siente, es un lugar tan bello, data de 1906 realizado por el Arquitecto Victor Meano (italiano) e inagurado por Figueroa Alcorta. Su escalinata, su cúpula, su majestuosidad es realmente un tesoro arquitectónico.   

Que paz se siente, es un lugar tan bello, data de 1906 realizado por el Arquitecto Victor Meano (italiano) e inagurado por Figueroa Alcorta. Su escalinata, su cúpula, su majestuosidad es realmente un tesoro arquitectónico.


Hay leyendas tan formidables y emocionantes de su pasado y presente que embargan nuestras vidas (¿dije embargan?).
Cuentan las leyendas que este lugar fue escenario de la historia legislativa de un país, que sufrió cierres, ausencias, peleas, pactos, traiciones, que se hicieron muchos proyectos emancipadores, otros no tan serios ni tan buenos y otros emanadores de olores de dolores.


Dicen que hoy lo habitan fantasmas, vampiros y vampiresas, culebras y culebrones, que las ratas pasean alegremente por los pasillos, en las sombras se esconden alacranes peligrosos y las arañas tejen sus redes sobre las carpetas llenas de polvo.
Ante estos dichos populares que producen temor decido seguir la búsqueda que me convocó mi necesidad. Pregunto como llegar al recinto y un amable señor me orienta en este laberinto de pasillos (tengo que anotar los nombres porque son varios):
--Vaya por el pasillo llamado “la vergüenza” y cuando termine doble a la izquierda, ahí se encontrará con el pasillo “el reparto” siga caminando unos cien metros y hay otro pasillo que lo cruza que se llama “los simuladores”, gire a la izquierda y saldrá al pasillo de los “aladinos”, siga caminando hasta un pequeño cruce que se llama “la burla” ahí a unos veinte metros más adelante encontrará la puerta que busca, que es la que dice: “tus agobios, tus apremios, tus temores, son nuestra necesidad, aquí te damos la solucion”.

Manoteo cada picaporte que encuentro y están atorados, otros ni las pomelas tienen !
-- ¿Señor, señor?..¿No hay nadie?
-- ¿Cómo que no hay nadie? Estamos todos! Si nunca nos fuimos…
-- Estoy perdida…¿Voy por el camino…?
-- Siga,… siga… su camino que es el camino mismo que le indicamos, sugerimos y posteamos… y así será una feliz ciudadana… ¿tiene heladera, televisor, cama, colchón, DVD…?
-- ¿…? ¿…?

Llego a la enorme puerta que creo que es la que andaba buscando y hay un cartel inmenso que dice “Ante alguna necesidad Ciudadana dirigirse a Av. De Mayo al fondo, ahí le firmarán o sellarán nuestra necesidad” más abajo hay otro más pequeño que dice “de vacaciones desde… hasta…”

Parto raudamente (cansada de recorrer y leer los carteles indicadores) a preguntar
-- ¿¿¿cuando atienden!!!…???
-- El 24.
-- ¿Y donde están ahora?
-- Buscando nuevas maneras para continuar con la construcción de la descontrucción construída por ellos mismos.

Editorial publicado en www.fotorevista.com.ar el 15/10/05

  Vista 1224 veces.